Las baterías se han convertido poco a poco en uno de los mayores problemas de la tecnología, porque no basta con hacer un móvil con una potencia muy elevada y una pantalla de 10 pulgadas, si no