Hoy en día, gracias al Internet y el avance tecnológico, prácticamente es posible tener todo al alcance de la mano. Las aplicaciones son un claro ejemplo de ello, ya que nos aportan desde comodidad, facilidad y rapidez