A todos nos ha tenido o tiene enganchado el «jueguecito» de lanzar pájaros contra construcciones y, además, cargarnos los bichos verdes. Desde el Angry Birds original hasta ahora ha pasado bastante tiempo y bastantes versiones posteriores. Sin