Los juegos de Trials lineales fueron todo un clásico, esos juegos en los que normalmente controlabas una moto que tenia que conseguir llegar al final de la carrera, dando saltos controlando el vehículo por las rampas y